661797506 - 647 904 939 administracion@coiticv.org

¿Cómo proteger tus perfiles en redes sociales?

En la actualidad millones de usuarios en todo el mundo disponen de perfiles en Facebook, Twitter o Google+ pero no son realmente conscientes de que millones de cuentas están siendo objeto de ataque por parte de terceros con intenciones poco claras.  La gran mayoría de los usuarios de redes sociales desconocen los riesgos que entrañan el mal uso de éstas, como puede ser el robo de imágenes personales mediante captura de pantalla, delitos informáticos dentro de las redes sociales, suplantación de identidad, publicidad hipercontextualizada, uso de datos o imágenes de usuarios con fines publicitarios o lucrativos, etc.

Para evitar ser víctimas del robo de información sensible, personal o profesional y para proteger nuestro honor e imagen, la propiedad intelectual y nuestros datos de carácter personal deberemos marcarnos como objetivo el aumento de la seguridad en nuestro uso diario de las redes sociales para evitar que terceros puedan acceder a información sin permiso o publicar cosas en nuestro nombre.

A continuación os dejamos unas recomendaciones para hacer un uso responsable de las redes sociales sin exponernos a posibles abusos.

1. Elige contraseña seguras y renuévalas cada cierto tiempo. Emplear una contraseña fuerte puede evitar en gran medida que podamos ser víctimas de ataques o que nuestras cuentas puedan ser robadas por ciberdelincuentes. Incluir números y letras mayúsculas nos ayudará a hacerlas más seguras y a no ponerle las cosas fáciles a hackers o gente con malas intenciones.

2. Acepta únicamente solicitudes de amistad de gente que conozcas. Parece algo lógico seguir este consejo pero muchos podemos dejarnos seducir por una foto o texto sugerente y caer en la trampa de contactar con desconocidos con intenciones poco transparentes o con perfiles falsos.

3. Personaliza la privacidad de tus perfiles sociales y navega con cifrado https. Crea listas en Facebook y clasifica a tus amigos según el tipo de información al que quieras que tengan acceso. Asegúrate de estar navegando con cifrado https a la hora de conectarte a través de redes inalámbricas no seguras.

4. Medita la información que vayas a compartir públicamente. Al igual que no publicas en la puerta de tu casa que te vas de vacaciones durante un mes ni tampoco dejas pegadas tus fotos de la última despedida de soltero en la plaza de tu pueblo, también puede parecer algo imprudente dar demasiada información sobre nuestras acciones en las redes sociales sin configurar la privacidad de la misma y decidir quién quieres que acceda a ciertas cosas. Toma precauciones con la información que subes a internet.

5. Bloquea tu teléfono si no lo estás utilizando y cierra las sesiones abiertas en tu ordenador. Si tu terminal es robado o cualquier otra persona puede llegar a tener acceso al mismo, también podrá publicar en tu nombre si mantienes las sesiones abiertas en tus redes sociales.

6. Desconfía de enlaces de tus contactos poco habituales. Sé escéptico y no confíes en cualquier enlace que compartan contigo en Facebook o Twitter. Si tienes dudas sobre el contenido de un link evita pinchar en él. Así no seremos propagadores de posibles enlaces maliciosos.

7. Se precavido con las aplicaciones de terceros a las que das acceso a tus perfiles sociales. Algo en lo que debes fijarte antes de dar permiso a terceros a cierta información es conocer el desarrollador de la aplicación, saber a qué información nuestra tendrá acceso y qué acciones podrán realizar desde nuestro perfil. Es recomendable que cada cierto tiempo revisemos los permisos que tenemos dados en Facebook y Twitter a aplicaciones de terceros y desactivarlos si es necesario.

Tu vida entera está en línea y puede ser utilizada contra ti. ¡Mantente alerta y protégete contra posibles ataques!

Fuente | Estudio AGPD